Como aumentar la profundidad de campo en macrofotografía por el método del apilado de imágenes.

Parte 2: Procesado de las imágenes mediante Lightroom y Helicon Focus

Foto final despues del apilado

Si las fotos se hubiesen tomado directamente en formato jpg se podrían cargar directamente en Helicon Focus y con un click proceder al apilado.

Helicon Focus también nos permite cargar fotos en formato raw, apilarlas y guardar el resultado final en formato jpg, sin revelado previo con ningún otro software. No obstante, es preferible hacer un revelado previo de las imágenes raw antes de cargarlas en Helicon Focus.

Una vez hecho este preámbulo, voy a explicar cómo automatizar el proceso de revelado de las fotos con Lightroom y seguidamente eportarlas desde este programa a Helicon Focus mediante un plug in que se instala automáticamente cuando instalamos Helicon Focus.

Una vez tenemos abierto Lightroom seleccionamos el módulo Biblioteca y pulsamos sobre el botón Importar situado en la parte inferior izquierda.

Seleccionamos las fotos que forman parte de la secuencia que hemos tomado y pulsamos sobre el botón importar de la parte inferior derecha.

Abrimos el módulo Revelar y seleccionamos la primera foto. Recortamos para quedarnos con la parte que nos interesa, en este caso el escarabajo y una zona delante del mismo, giramos el recorte para que la cabeza apunte hacia una esquina. En este caso la que queda mejor es la superior derecha. Pulsamos sobre la tecla Enter y aceptamos el recorte y el giro.

Ahora procedemos al revelado propiamente dicho, de acuerdo con nuestras preferencias. En mi caso me limito a cambiar un poco la exposición si es necesario, subir un poco el contraste y la claridad, y si es necesario, modificar un poco las iluminaciones, sombras, blancos y negros. Después mejoro en lo posible el enfoque dentro de la pestaña detalle y doy por finalizado el revelado.

El siguiente paso es aplicar estos ajustes al resto de las fotos. Para ello, teniendo seleccionada la primera foto y manteniendo pulsada la tecla mayúsculas hago click sobre la última foto para seleccionarlas todas.

Ahora hacemos click sobre el botón Sincronizar en la zona inferior derecha de la pantalla. En el cuadro de dialogo Ajustes de sincronización nos aseguramos de que esté marcada la opción de “recortar” y las dos que hay debajo de la misma. Pulsamos el botón Sincronizar. Ahora todos los ajustes que habíamos establecido en la primera foto se aplicarán también al resto de la secuencia.

Ahora ya hemos terminado el procesado con Lightroom. Sólo nos queda exportar las fotos reveladas a Helicon Remote. Para ello pulsamos sobre cualquiera de las fotos seleccionadas de la secuencia con el botón derecho del ratón y en el menú contextual elegimos Exportar y en el siguiente menú que se abre pulsamos sobre Helicon Focus.

Primera foto del apilado

Comparando la primera foto con la última, se aprecia claramente que el punto de enfoque difiere considerablemente entre ambas.

Última foto, la 7, de la pila

En la parte superior izquierda aparece una barra de estado que nos muestra el proceso. Una vez exportadas las fotos se nos abre Helicon Focus donde la configuración que se establece al instalar el programa es la más adecuada para la mayoría de casos.

El manejo del programa es tan sencillo como hacer click sobre el botón Renderizar, ya sea el que hay en la zona superior izquierda como el de la zona inferior de la derecha.

Una vez pulsado el botón el programa comienza a apilar las imágenes, mostrándonos en la ventana de la izquierda las fotos individuales a medida que se procesan y en la derecha el resultado final del apilado. El tiempo de procesado dependerá de la cantidad de imágenes que formen la pila y la potencia de nuestro ordenador. En este caso, al tratarse solamente de 7 fotos ha ido muy rápido.

Pulsando con el ratón sobre cualquiera de las imágenes (izquierda, imagen de origen, derecha, imagen apilada) se abre una lupa que nos muestra la imagen ampliada al 100{5285ff8dd85903574283fe47449b1c80f0c844a98c3228206e00dd1f5f3664f5}, que cambiando de una ventana a la otra nos permite comparar la foto original con el resultado final. En la parte derecha de la pantalla podemos seleccionar la imagen de la secuencia que queremos comparar con la final.

Ahora ya solo nos queda guardar la imagen final, compuesta por las zonas mejor enfocadas de cada una de las fotos individuales que forman la secuencia. Para ello pulsamos sobre el botón Guardar de la parte superior y después en el botón Guardar de la parte superior derecha.

Y con esto habremos finalizado todo el proceso del apilado de imágenes.

Existen otros programas para realizar la tarea del apilado de imágenes, entre los que cabe destacar Zerene Stacker.

Se puede descargar una versión de evaluación de Helicon Focus de 30 días de validez. Si decidimos comprar después una licencia lo podemos hacer desde al mismo lugar. A diferencia de otros programas, una licencia de Helicon Focus es por tiempo ilimitado, lo que nos permite seguir usando esta misma licencia para todas las actualizaciones del programa que se puedan producir en el futuro. Con la versión Pro, además, viene incluida la utilidad Helicon Remote que nos permite manejar la cámara remotamente vía cable e incluso inalámbricamente (siempre que la cámara disponga de esta facilidad). También existe la versión de prueba por 30 días. La licencia de Helicon Remote también puede adquirirse por separado. Existe también una versión para Android que nos permite usarla en pleno campo.

En otro tutorial hablaremos de la funcionalidad y uso de Helicon Remote.